miércoles, 31 de diciembre de 2008

El argumento que ya nunca podrán utilizar

Editorial de Gara

Gara


No existe, a día de hoy, forma humana de reflejar en su justa medida la situación que vive el pueblo palestino. No sólo tras el último ataque del Ejercito israelí contra Gaza, pero muy especialmente después del mismo. Cualquier número de páginas que se le dedique será insuficiente para describir esa situación, los artículos se quedan cortos y los testimonios que recogen apenas duran en los corazones algo más de lo que tardan en leerlos los ojos; las fotos no trasmiten el olor a miedo, y las imágenes de televisión no recogen el tenso silencio y la oscuridad de la noche. Ni el cine, ni la literatura, ni las artes plásticas son capaces a día de hoy de expresar el sufrimiento de todo un pueblo que, además, se ha convertido en el símbolo no ya de quienes comparten con ellos religión o proyecto político, sino de todos aquellos pueblos y personas que luchan por un mundo más justo y más libre.


Como se ha dicho, no es posible reflejar el drama palestino en su verdadera dimensión, pero resulta especialmente grave intentar ocultarlo. La falsa equidistancia que reflejan las declaraciones oficiales no son ajenas a las posturas ideológicas, políticas o intelectuales sostenidas por las élites occidentales durante todos los años que dura la ocupación de Palestina. Posición que cuenta en su catálogo con miles de libros, millones de artículos, cientos de películas e innumerables declaraciones oficiales que hablan de una historia ocurrida hace setenta años pero que oculta sistemáticamente los siguientes sesenta. Al igual que es imposible condensar en soporte alguno el sufrimiento árabe, ni siquiera ese esfuerzo por rememorar el holocausto europeo puede acercarnos a aquel infierno.


Pero ese argumento -«somos los judíos, el pueblo más perseguido de la historia»-, al que al final se repliegan todos aquellos que quieren mantener la equidistancia, es falaz y malvado. Ya lo intentaron, con el mismo grado de razón, los boer en Sudáfrica. Ese argumentó expiró hace ahora sesenta años, y cada día de existencia del Estado de Israel en los términos actuales lo desacredita aún más.

domingo, 28 de diciembre de 2008

La naturalidad de algunas muertes

Temprano por la mañana, me topo con la noticia del bombardeo masivo de la terrorista fuerza aérea israelí sobre Gaza, hasta esa hora sumaban ciento cincuenta y cinco muertos, a estas horas ya son más de doscientos treinta. Las noticias mencionan como sin querer el tema de los muertos civiles y se concentran en repetir una y otra vez sin descanso la versión del sionismo, que es que se trata de un “ataque defensivo” contra posiciones terrorista del grupo Hamas, eso le basta a los medios de desinformación y control social, para justificar que corra toda la sangre palestina que sea necesaria.


Esta masacre perpetrada por las fuerzas del fascismo sionista, es una forma adecuada y macabra de culminar el año del sesenta aniversario del inicio de este holocausto contra el pueblo palestino.


Duele hasta el hervir de la sangre y el brotar de las lágrimas, constatar como el mundo observa con toda naturalidad la muerte criminal contra los pobres, ¿o alguien cree que si estos muertos hubiesen caído en algún lugar del “mundo libre” esta fuese una noticia más? Ya se hubiese convocado al Consejo de Seguridad de la ONU, para programar una operación libertadora.


Me pregunto en estas horas de impotencia, ¿hasta qué punto se puede ser tan indiferente? Esta es una pregunta sin respuestas, pero siento que debo hacerla para ver si es posible descubrir algo de humanidad, en seres que de humanos sólo parecen tener el biotipo.


Nada es eterno, muchos imperios han nacido y desaparecido a través de la historia y su momento también le llegará a los que hoy abusan de su poderío militar, contra pueblos que no se rendirán. La resistencia vive.


-LCR

martes, 4 de noviembre de 2008

Suena lindo

Mi amor, te escribo antes de que llegues

antes de conocernos

despierto he soñado contigo

soñando que estoy leyéndote historias

de un mundo nuevo

en el cual los trabajadores no tienen más dueños

los obreros organizan su trabajo

los campesinos trabajan y piensan juntos

un mundo donde amor y vida

no se reciban en porciones canjeables por dólares

donde ser no sea igual a tener

sueño que te cuento historias de ese mundo

tu sonríes bellamente y me dices

“papá, suena muy lindo,

pero creo que no es posible…”

pasan los años

y la incredulidad dialécticamente

se hace convicción en tus ojos

que acercan ese, este

mundo lindo que te contaré.


-Luis Calvo Rodríguez

sábado, 18 de octubre de 2008

La revolución Christian Dior en Venezuela

Para ganar el combate político que vivimos en Venezuela, y lograr la construcción de la patria socialista, debemos comprender -necesaria y obligatoriamente- que toda lucha de clases se sustenta en la lucha ideológica. En lo que Fidel Castro llamó hace pocos años la Batallas de las Ideas. En la creación, pues, de toda una cultura subversiva, contrahegemónica, o una contracultura, como lo planteara Antonio Gramsci cuando intentaba sustentar ideológicamente la lucha política que lideró en Italia. (Recordemos que Gramsci fundó revistas, periódicos y lideró toda una actividad intelectual de agitación para lograr la liberación cultural del proletariado italiano y europeo).

Se debe generar un debate ideológico que ayude a fortalecer y elevar la conciencia revolucionaria de los venezolanos que creemos en el socialismo como camino para lograr la elevación intelectual y espiritual de nuestro pueblo, o de aquellos que creemos en el comunismo, si lo prefieren.

Esta lucha de clases, este combate de las ideas, esta subversión cultural, esta guerra de guerrillas ideológica, debe identificar, primero que todo, al enemigo histórico del comunismo: al capitalismo. En todas sus formas, olores y colores. Debemos identificar las medias tintas y enfrentarlas con ideas, desmantelar el discurso de los que dirigen el Estado burgués que hoy se resiste a morir en Venezuela, denunciar la alianza de los sectores “revolucionarios” con la burguesía nacional y el capital internacional, a los sectores reformistas que pretenden cambiar todo para que todo siga igual, a los dirigentes del “proceso” que años atrás fueron de Acción Democrática (AD), COPEI, Movimiento Quinta República (MVR) y hoy están en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y otras instancias de poder como ministerios, gobernaciones, alcaldías y demás instituciones y empresas del Estado venezolano. Debemos comprender nuestro pasado reciente, nuestra historia, para verificar que todo, a pesar de los intentos enorme que hace el Gobierno nacional, sigue igual. Que la cultura adeco-copeyana sigue intacta. Que AD fundó en Venezuela una filosofía política que alimentó las instituciones públicas y privadas del país, es decir, el pensamiento filosófico del venezolano, nuestro imaginario social, que no somos más que una nación que adquirió el capitalismo como modo de vida, pero con una versión caribeña y folclórica.

Hace pocos días, el escritor mexicano Fernando Buen Abad escribió una crítica sobre la Cumbre de Ministros de los Países no Alineados en materia de Comunicación, celebrada en Margarita. Tema que justamente entra en sintonía con la lucha de clases (armada con ideas), con la crítica para identificar los disfraces y las mentiras. En el debate ideológico que necesitamos para saber qué queremos y cómo lo conseguiremos. Socialismo o capitalismo, no hay otro camino posible, lo demás son eufemismos que permiten los reacomodos fáciles de los viejos modelos políticos, sociales y económicos (esclavismo, positivismo, colonialismo, funcionalismo, liberalismo y neoliberalismo) que siguen generando pobreza en el mundo.

“Nada ‘nuevo’ habrá si no es Socialista -dice Buen Abad-. La ‘“Guerra Mediática’ que agudiza sus agresiones contra los pueblos no admite eufemismos ni admite reformismos. No hay ‘nuevo orden’ posible mientras el orden superior sea impuesto –directa e indirectamente- por el capitalismo y mientras la legislación burguesa en materia de mass media sea reino administrativo de burocracias, sectas o mafias de intelectuales mansos. El capitalismo… maquilla sus vicios más viejos y se prepara para cometer las atrocidades más insospechadas haciéndolas invisibles con ayuda del aparato ideológico burgués inoculado por (con) sus medios alienantes”.

El presidente Chávez ha comprendido la actual guerra de las ideas, que permitiría al pueblo venezolano desmitificar al Estado burgués, comprender cómo la propiedad privada genera exclusión y pobreza, cómo la empresa privada explota a los trabajadores y enriquece a las clases dominantes, cómo los medios de difusión masiva alienan y pretenden controlar nuestras vidas y voluntades (medios que se comportan como empresas privadas: dominación y obediencia). No es casual que Chávez, hace tres semanas, retomara la idea de construir una escuela de formación de cuadros que nos permita formar a nuestros militantes en todas las áreas: política, ideológica, militar, ética, comunicacional… En fin, formar militantes en lo político y en lo ideológico, sobre todo en lo ideológico. Por eso la cita que hacemos de Buen Abad, porque es uno de lo pocos que defiende la idea de formar internacionalmente una escuela de militantes para la comunicación socialista, comprendiendo, por supuesto, que esa militancia debe tener una fortaleza ideológica que le permita identificar cualquier paradigma que vaya en contra de la dignidad humana, en contra del socialismo. Una militancia capaz de crear su propio mensaje, de desmontar la guerra mediática dirigida por la prensa mundial en contra de los pueblos del mundo. Una escuela de cuadros políticos, ideológicos y comunicacionales que nos permita ganar la lucha política por el socialismo. El Presidente Chávez comprende esta necesitad… sin embargo todo sigue igual en algunas mentes retrógradas y reaccionarias, o como Chávez llamó: en las oligarquías bolivarianas, que pretenden usufructuar la voluntad popular.

Hoy tenemos una experiencia que tímidamente apunta a lo que Fernando Buen Abad viene señalando desde hace unos años: una escuela de formación de cuadros llamada Escuela del Poder Comunal Salvador de la Plaza , integrada por unos 500 miembros de los consejos comunales y de las comunidades más pobres del estado andino de Mérida, en Venezuela. A través de este espacio se pretende elevar la conciencia revolucionaria del pueblo, de entregarles herramientas teórico prácticas en lo político, ideológico y comunicativo para establecer una nueva cultura política y comunicativa, para permitir la participación política de las mayorías, para fortalecer la conciencia de clases, y sobre todo para construir un imaginario social que nos permita reconocernos como pueblo con identidades multiétnicas, alejado de toda pretensión unidimensional, como de hecho nos han sometido.

Sin embargo, siempre es necesaria la pregunta: ¿qué tan preparados estamos para ello? ¿Habrán comprendido los funcionarios de gobierno su papel histórico ante el país? ¿Están concientes de la lucha de clases que debemos consolidar para barrer con cualquier modelo político o filosófico que pretenda perpetuar la pobreza, la dominación, y la exclusión de los pobres del mundo? El panorama se dibuja un tanto difícil: la revolución Christian Dior, la de la elegancia, el derroche, la apariencia de muchos de nuestros funcionarios de gobiernos, de los “líderes de la revolución”, el “quítate tú pa’ ponerme yo” es lo que predomina, la dedocracia termina imponiendo la directiva del PSUV hoy, y mañana a los “candidatos de la revolución” para las elecciones regionales. Corre peligro cualquier posibilidad de construir el socialismo. ¿Estamos conciente de ello?

Cual si se tratara de la Francia de Luis XVI, los líderes que dirigen el “proceso” repiten: “El Estado soy yo”. Y con ello pretenden borrar cualquier crítica seria. No faltarán, por supuesto, los dedos que me señalen como escuálido; pero, aclaro, no soy ni escuálido ni chavista, soy marxista de formación y creo en el socialismo y en comunismo. Si no comprendemos las desavenencias que estamos viviendo hoy perderemos toda posibilidad de participación política conciente, de exaltación de los principios de todo revolucionario: de respetar la alteridad y la comunicación como espacio para fortalecer nuestra identidad como pueblo, de buscar o consolidar una filosofía del amor, del bienestar social y espiritual de todos, y no una filosofía de la muerte, de la exclusión, del “cállate, aquí mando yo”. No, camaradas, el Estado no son ustedes. Las prebendas son para los cadáveres políticos que medraron a la sombra de la doctrina del “disparen primero y averigüen después”, para los puntofijistas de ayer que hoy visten de rojo. ¿Por qué asustarnos cuando afirmamos que el pueblo debe necesariamente entender de pensamiento político, ética política, ética ecológica, comunicación y periodismo, investigación? Seguro los burócratas de oficio –que sobran-, los mediocres políticos de profesión, y los pequeños burgueses de esta “revolución” temen a cualquier propuesta seria que apunte a una escuela de formación de cuadros políticos, de militantes del socialismo ideado por Marx, sobre todo porque se le enseñe al pueblo Ética y Pensamiento Político, comunicación y periodismo, porque se caería abajo la Revolución Christian Dior que a poco se va imponiendo en Venezuela.

lunes, 13 de octubre de 2008

Los comunistas venezolanos responden a Hugo Chávez


Tribuna Popular

Ante las insistentes declaraciones contra el Partido Comunista de Venezuela realizada por el Presidente Chávez en esta semana, acusándolos de contrarrevolucionarios y traidores, incluso la advertencia de que “los vamos a desaparecer (…) Yo me voy a encargar de eso". Tribuna Popular conversó con Oscar Figuera, secretario general del PCV, quien hizo una primera aproximación al tema, advirtiendo que sería el Buró Político que en forma colectiva analizará sus expresiones, este lunes 13, para emitir un pronunciamiento de fondo.

El dirigente comunista lamentó que el Presidente Chávez, en el marco de una coyuntura electoral, tenga que decir que los comunistas somos traidores y contrarrevolucionarios “me imagino que le dolerá en su conciencia tener que decirlo”, dijo.

Ningún traidor y contrarrevolucionario ha sido militante del PCV

Figuera fue enfático en señalar que ningún traidor y contrarrevolucionario ha sido militante del Partido Comunista, recordando que el Presidente Chávez y el pueblo saben que los contrarrevolucionarios y traidores no están, ni han estado en el Partido Comunista, “todos ellos han salido de organizaciones distintas al Partido Comunista”, recordando que “el pueblo sabe donde militaba Michelena, Peña , a que respondía el General (r) Rosende, donde militaba Acosta Carlé; el pueblo sabe donde militaban alcaldes, gobernadores, diputados, ministros que han saltado la talanquera, etc., ninguno de ellos han sido militantes del Partido Comunista”.

“Hay un hecho histórico, hay una constatación empírica de que no es, precisamente, el Partido Comunista el que traiciona y el que conspira contra la revolución”, declaró Figuera.

El secretario general del PCV, precisó lo peligroso que son estos señalamiento, porque ello permiten que los traidores y contrarrevolucionarios se mimeticen, mientras se direcciona una línea anti PCV que no le sirve a la revolución. “Ninguna revolución que se precie de tal puede ser anticomunista”, sentenció Figuera.

“La pertenecía al Psuv no determina la pertenencia a la revolución”

Oscar Figuera, en el análisis que realiza de las declaraciones del Presidente, señaló que “no debe ser la pertenencia al Psuv, la que determine la pertenencia a la revolución”.

Recordó que el Partido Comunista, en el momento que se planteó la construcción del partido del Presidente, hizo un Congreso extraordinario en marzo de año 2007, en el cual, el 95% de sus militantes democráticamente resolvieron no disolver al PCV para ir a la formación del nuevo partido.

Una de las razones que señala Figuera para esa decisión de los comunistas venezolano, era “que no estaba claro el carácter del partido que el Presidente estaba promoviendo”.

Asimismo, no hubo una valoración cualitativa de su militancia, abriéndose el partido a todos (as) los (as) que quisieran entrar “su condición de militantes revolucionarios (a), su extracto social; de si era patrón (a), de si era latifundista, de si era corrupto (a), de si era revolucionario (a) y quienes militamos en el Partido Comunista lo hacemos porque somos un partido de clases, con un perfil clasista, con una ideología definida, con una postura política de carácter nacional e internacional, histórica”, explicó el dirigente.

El Partido Comunista frente a ese cuadro político en que se daba la formación del Psuv, no estaba, ni estamos hoy, en condiciones de disolvernos para militar en una estructura donde no está clara la concepción orgánica, “aunque si se tenga un discurso general de carácter antiimperialista, que nosotros compartimos, pero eso no es suficiente para nosotros”, declaró Figuera.

Para el PCV es una sorpresa que el Presidente vuelva a un debate que quedó saldado el año pasado e insista en que quien no se une al Psuv no está con la revolución “Pareciese que hay una reiterada suerte de penitencia porque el Partido Comunista no decidió disolverse”, agregando que “así como consideramos importante la construcción del Psuv, también debe considerarse la posición de los comunistas venezolano de no disolver el Partido”.

Cuando no existía el Psuv, el MVR; cuando muchos de los que hoy se desgarran las vestiduras asumiéndose la condición a ultranza de “revolucionarios (as)” militaban en AD y Copei, cuando la palabra socialismo era prohibida y perseguida por las dictaduras de Gómez, Pérez Jiménez, de AD y Copei, el Partido Comunista de Venezuela ya existía “nosotros acabamos de cumplir 77 años luchando en Venezuela por el Socialismo”, enfatizó el dirigente.

“Valoramos las palabras del Presidente en un sentido meramente electoral. Estamos en un momento de disputa electoral, de conquista del electorado y, generalmente en estos momentos, se exacerban el carácter de los discursos. Así vemos esos planteamientos” dijo.

Cabe recordar que el Partido Comunista de Venezuela está apoyando y trabajando por el triunfo de candidatos que pertenecen al Psuv en 16 gobernaciones del país, mientras que sólo en seis estados en donde entregó el apoyo, en conjunto con otras fuerzas políticas, a candidatos no pesuvista, dos de ellos comunistas como son las caos de Eduardo Linarez en Yaracuy y Armiche Padrón en Sucre, mientras que el Psuv, no apoya a ningún candidato a gobernador y alcaldía, que no sea de los suyos.

Al Partido Comunista no lo desaparecerá nadie

El diputado Oscar Figuera al analizar las expresiones del Presidente Chávez “los vamos a desaparecer (…) Yo me voy a encargar de eso", señaló “El presidente Chávez debe tener en claro lo siguiente, al Partido Comunista no lo desapareció de la tierra, ni de Venezuela, ni Juan Vicente Gómez, ni Marco Pérez Jiménez, ni la lucha armada de los 60, ni todo lo que significo la corrupción y el clientelismo, manirrotismo, ni la época de la dominación oligárquica liberal, denominada “cuarta república” y estamos convencido que tampoco nos desaparecerá del mapa éste proceso”

Figuera afirmó que el proceso revolucionario lo que hace al Partido es brindar la oportunidad de crecer y avanzar, “Y lo estamos haciendo, desde una postura de compromiso con la revolución, de compromiso antiimperialista y de compromiso con el socialismo y compromiso con la clase obrera”, dijo.

Figuera señaló que “mal puede llamarse contrarrevolucionario y traidor a quienes defendimos, a capa y espada, los derechos del pueblo, frente al imperialismo”, recordando que en los últimos tiempo, el PCV asumió la lucha y acompañamiento a los trabajadores de Sidor, mientras otros no se atrevían a hacerlo; cuando el PCV asumió la posición de denuncia al neofascismo en Colombia rechazando la visita de Uribe a Venezuela “de verdad, el pueblo venezolano sabe quién es el Partido Comunista de Venezuela”, dijo su secretario general.

La Alianza Patriótica un carácter estratégico

El dirigente comunista le extraña la posición del Presidente Chávez frente a las candidaturas, cuando lo que se está dando son los propios lineamientos que él entregó, al momento de discutirse la formación de la alianza.

Figuera recuerda, que el Presidente señaló que la Alianza Patriótica tenía un carácter estratégico, aunque discutía lo electoral, pero que la coyuntura no debería ser factor de quiebre entre los factores revolucionarios.

Además, recordó el diputado, que fue el propio Presidente quien señaló que lanzáramos nuestros candidatos y que fuera el propio pueblo el que decidiese por quién votaba “eso lo consideró correcto el Partido Comunista y en ese contexto es que hemos apoyado 16 candidaturas a gobernaciones del Psuv, pero hemos considerado que en seis estados, desde nuestro criterios, no debemos apoyarlas. En base a ese acuerdo que el Presidente señaló públicamente hemos estado actuando”, dijo Figuera.

Finalmente, el secretario general del PCV, señaló, “de verdad, verdad, los que no entendemos somos nosotros. Parece que hay una suerte de no entenderse. No entendemos porque un discurso de este tipo, hace meses atrás, hoy es olvidado”.

sábado, 4 de octubre de 2008

Definiciones

Una posición sobre el debate político en la izquierda panameña. ARTÍCULO ORIGINAL: ¿A DÓNDE VA AEVE?

Es incuestionable que para derrotar a la burguesía y al imperialismo, es necesario que el movimiento popular, prepare todas las formas de lucha, creo que no hay luchador social verdadero, que cuestione esto.

Pero hay que saber distinguir, analizar y estudiar las coyunturas, para no exponernos mansamente a una derrota popular más, ya tenemos muchas a través de la historia de nuestro continente y es hora de aprender.

Lanzarse a la lucha electoral, sin haber acumulado poder popular, es tan tonto como lanzarse a la lucha armada, sin haber hecho el trabajo político para sustentar esa lucha armada, además, se debe contar con las condiciones objetivas y subjetivas que sustenten el proyecto. ¡Cuidado con el foquismo debrayista versión electoral.

La historia de las revoluciones clásicas, el aporte de los teóricos revolucionarios clásicos, es imprescindible para preparar la lucha, al igual que el ejemplo de aquella resistencia y construcción hegemónica revolucionaria que llevan los pueblos del sur de América... ¡pero pilas! al menos los que luchamos desde el campo teórico del marxismo leninismo, no podemos caer en el absurdo de trasladar realidades de un determinado espacio, calcadas como recetas, esperando que si funcionaron en otros países, entonces funcionaran en el nuestro. Desde el punto de visto del estudio dialéctico de la realidad político-social, es un error primario.

Hacer esta crítica, al foquismo debrayista electorero, de ningún modo es una posición antipartido, al menos no lo debe ser para un revolucionario. El Partido es la instancia organizativa, que cuenta con los cuadros encargados de orientar las luchas populares hacia la victoria revolucionaria y la construcción del Socialismo.

Quizás debí tratar de decir esta definición de forma no tan panfletaria, pero a lo que quiero llegar, es que en todo frente social, en todo movimiento social, que tenga vocación de poder, la construcción del Partido es fundamental y debemos tener claro, que esa construcción, no pasa necesariamente, por la construcción de un organismo enmarcado dentro de la legalidad burguesa.

Volviendo a la realidad nacional, es evidente -y no creo ser divisionista ni sectario con este comentario- que sectores del PAP tienen simpatías con sectores de CONATO, que tienen todo un recorrido como traidores a la causa popular, ¿o algún revolucionario saldrá a defender a los burocratas de CONATO? Si quieren construir un partido para el pueblo, hay que construirlo con el pueblo, no con sus enemigos de clase.

Las posiciones en nuestra sociedad se van radicalizando y es hora de las definiciones.

-Luis Calvo Rodríguez

domingo, 14 de septiembre de 2008

Para el año 2000 debemos ser tercos

Por: Diana Morán, poeta y revolucionaria panameña.

Nosotros
los rompebarcos de la marinada
tirapiedras fecundos
antes de que un pedazo de sandía
perturbara
los plácidos kilómetros de los ojos
azules.
Nosotros
la botella de lágrimas rabiosas
contra toda fecha
de la letra perpetua renovada.
Nosotros los legendarios quiebravidrios
negafirmas contagiosos gritabarcos
con nuestra siembra de banderas
en el despertar de todas las mañanas.
Nosotros

los prohibidos
los malditos apagados prendidos
desde no sé que consigna
del Prestán amotinado.

Nosotros
malditos
malditísimos despojados de la
Patria.
Nosotros
cuando el gallo de Pascua
despunte el sol del mediodía
dos mil veces ascarios aragones
prestanes palominos
construiremos la casa de los sueños
con la moneda propia de su mapa.
No es la moda de llamarnos tercos
sino el instinto de conservar
el nosotros de la sangre y del esperma.
No es el querer ser tercos de remate
con un golpe gastado dominio
semántico.
En este desafío de relojes
entre el supermán que se roba las
galaxias
y el despegue endeudado de las
pulgas.
Tenemos que ser tercos:
tercos de dulzura
tercos en la cárcel
en la muerte tercos
tercos y más tercos
en la firma
tercos
terquísimos
para pasar por el ojo del camello
y recobrar la cintura de las aguas.

viernes, 29 de agosto de 2008

El capitalismo en la agricultura panameña

El desarrollo del capitalismo en Panamá ha estado fuertemente influenciado por nuestra posición geográfica, que favorece el intercambio y traslado de mercancías. Los sectores dominantes de la burguesía nacional, concentraron sus riquezas, en el sector terciario de la economía, jugando su papel dentro del contexto del capitalismo internacional y dejando de lado el desarrollo de sus propias fuerzas en la producción agrícola e industrial.

Durante el siglo XX, la agricultura en nuestro país, tuvo dos ejes principales:
1. El monocultivo para la exportación, dirigido por empresas transnacionales (banano) o por terratenientes nacionales o con capital mixto (café, caña de azúcar) y,
2. Producción para el consumo nacional (arroz, maíz, ganado vacuno).

Con este marco de referencia, podemos decir que durante el siglo XX, hasta la actualidad, en nuestra sociedad rural, las clases predominantes son, el gran propietario, el campesino sin tierra y el campesino integrado a la industria. Con esto no queremos decir que no existan otras clases sociales en el campo panameño, sino que las antes mencionadas son las predominantes en la actualidad, producto del proceso histórico de producción agrícola y tenencia de la tierra, y son estás clases, las que generan la profundización de las contradicciones de clases.

Desde finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, la distorsión de la economía nacional ha tendido a profundizarse, sólo alrededor del 7% de la economía nacional se genera en el sector primario, mientras que más del 75% pasa por el sector terciario. La profundización del sistema neoliberal, la desprotección de los productores nacionales, producto del seguimiento obediente de la burguesía nacional de los lineamientos de las instituciones financieras internacionales, contribuye de sobremanera a profundizar este escenario que deja la obtención de los alimentos, en manos de los importadores, o sea, de la burguesía mercantilista, asentada en el sector terciario de la economía.

Los trabajadores del campo en la actualidad enfrentan una nueva amenaza, la dispersión epidémica de hidroeléctricas a través de todo el país. Tan sólo en la provincia de Chiriquí, se tienen programados más de ochenta proyectos hidroeléctricos, lo que trae como consecuencia el desplazamiento de campesinos, el corte del curso normal de los ríos y por lo tanto, la reducción de la productividad de muchas tierras.

Por otra parte, los llamados cultivos no tradicionales, constituyen una nueva forma de monocultivo para la exportación (sandía, piña) donde son incorporados los campesinos que pierden sus tierras. Pese a esto, la mayoría de los campesinos sin tierra no permanecen en el campo, sino que pasan a los barrios marginales de la ciudad de Panamá, donde el campesino pasa a ser obrero, se proletariza.

También, bajo el eufemismo del turismo residencial, muchas de las tierras más productivas de nuestro país, pasan a ser vendidas a precio de feria a ciudadanos estadounidenses y europeos. Esta modalidad, junto al negociado energético antes mencionado, son las principales amenazas del campesinado panameño en la actualidad.

Es evidente que los sectores dominantes de la burguesía nacional, asentados en el sector servicios, no tienen ningún proyecto de desarrollo integral del sector productivo y campesino de nuestro país. Lo demostraron durante la dictadura militar, con reformas agrarias decorativas, que sostuvieron y profundizaron la concentración de tierras y lo demuestran ahora con la “titulación” de tierras, que busca facilitar precisamente, la apropiación del gran capital, de las mejores tierras de nuestro país.

Este escenario reafirma a la clase trabajadora, de la ciudad y el campo, que el enemigo común es uno y que la construcción de una patria para todos, pasa por la organización clasista, revolucionaria y rupturista contra el sistema que sustenta la explotación común: el modo de producción capitalista.

-Luis Calvo Rodríguez
PUBLICADO EN KAOS EN LA RED

viernes, 4 de julio de 2008

El tercer mandato, según se mire


Chávez y Uribe en dos editoriales de El País
Ignacio Escolar
escolar.net
“El presidente colombiano, Álvaro Uribe, obtuvo ayer el mayor éxito de su carrera política, que le abre el camino, si ése es su objetivo, a un tercer mandato

(…)

El presidente ha ganado un importantísimo asalto en su pugna con la Corte Constitucional; el alto tribunal se opone a que opte a un nuevo mandato, por considerar que va contra la tradición jurídica latinoamericana, y Uribe parece obrar con el convencimiento de que debe extender su periodo de gobierno de 2010 a 2014 para acabar hasta con el último guerrillero. Y es de esperar que no sienta ya la necesidad de repetir las elecciones de 2006, como estaba dispuesto a hacer, en respuesta a acusaciones de la Corte sobre prácticas corruptas en relación con aquellos comicios.

Y una última buena noticia para Bogotá; el presidente venezolano, Hugo Chávez, que se medio ufanaba de ser quien mejor podía convencer a las FARC de que liberaran a Betancourt, se ha quedado con un palmo de narices.”

La libertad de Ingrid. Editorial de El País, 3 de julio de 2008

—————-

“Hugo Chávez nos tiene acostumbrados desde que llegó al poder hace nueve años a una política demagógica, populista y dirigista que dista mucho de lo que se espera debe ser un gobernante moderno, liberado de doctrinas marxistas superadas o de viejos iconos como Fidel Castro. Es verdad que el líder venezolano llegó a la presidencia gracias al voto y que su última reelección, el pasado diciembre, la logró ampliamente sin irregularidades. Con su anunciado proyecto de reforma de la Constitución, bautizada por él mismo como “bolivariana”, repartida en forma de librito minúsculo por todos los rincones y refrendada por el pueblo un año después de que llegara a la jefatura del Estado, el ex militar golpista pretende pura y simplemente perpetuarse en el poder al permitir su reelección presidencial de forma indefinida. “Al menos hasta 2021 y si me responden que no, listo”, ha dicho.

Chavez Supremo. Editorial de El País, 20 de agosto de 2007.

Algo de contexto: Álvaro Uribe, al igual que Chavez, quiere presentarse a la reelección para un tercer mandato. Álvaro Uribe, al igual que Chavez, necesita modificar la constitución de su país para poder hacerlo. Álvaro Uribe, al igual que Chavez, tendría que someter su reforma a un referendum. Álvaro Uribe, al igual que Chavez, tendría que ganar las elecciones presidenciales después para poder mantenese en el poder.

miércoles, 2 de julio de 2008

Según Ingrid "Uribe ha sido un muy buen Presidente"… Según María Pueblo la desnutrición de su hijo es un drama.


Hoy se conoce la noticia del "rescate" de Ingrid. Nuestros sentimientos no se pueden alimentar de ligereza y consenso, no olvidemos a los presos políticos en las mazmorras del Estado.
Azalea Robles y colectivo Latir unidos (Para Kaos en la Red) [03.07.2008 14:07]

Hoy se conoce la noticia del "rescate" de Ingrid, los 3 mercenarios gringos y 11 militares colombianos. En estos momentos creo que nuestros sentimientos no se pueden alimentar de ligereza y consenso. No olvidemos a los presos políticos en las mazmorras del Estado. No olvidemos la instalación a sangre y fuego de la agro-industria para el agro-combustible en Colombia. No olvidemos la situación de un gobierno instalado por el fraude y la coacción. No olvidemos los 4 millones de campesinos que viven en la miseria y en la indigencia por la política de la tierra arrasada; hacinados en los cinturones de miseria mientras los paramilitares de Uribe y el Estado colombiano siguen masacrando. Yo estaré alegre el día en que liberen a un preso político, el día en que los campesinos puedan retornar a sus tierras, el día en que los niños no trabajen en las calles de las ciudades, con sus huesitos rotos de frío, de hambre… rotos de injusticia social. No, hoy yo no siento alegría, para mí la alegría es otra cosa que el triunfalismo del que gozan hoy unas fuerzas militares genocidas como lo son los militares del "glorioso ejército colombiano".

Veamos que dice Ingrid:

"Ha sido un muy buen presidente"...

Y dice de la reelección, en momentos en que está claro que esta es un fraude (fraude de cohecho asunto Yidis entre otros...):

"la reelección ha sido muy buena para Colombia"

Y en momentos en que Uribe arremete contra la Corte porque esta evidencia el fraude, en momentos de plena militarización, guerrerismo y acuerdos comerciales lesivos para Colombia, Ingrid loa a Uribe de la siguiente forma:

"A partir del momento en que se prolongó en mandato del presidente de Uribe las cosas cambiaron porque las fuerzas militares de Colombia se han fortalecido"

E Ingrid dice, en momentos en que Colombia vive las masacres y amenazas de las Aguilas Negras: Uribe hizo cosas muy buenas "como la desmilitarizacion de los paramilitares". Claro, para los adinerados es muy fácil aceptar la versión del gobierno acerca de la "desmovilización de los paramilitares": Lo que para un campesino colombiano es una cruel farsa, para un parisino o un estrato alto puede ser tomado como un logro de la "democracia colombiana".

Y relativamente a Chávez y Correa, dice que su intermediación es muy importante pero…" pero bajo un condicionamiento que tiene que ser el respeto de la democracia colombiana"... parece olvidar quien violó la soberanía de quién al bombardear el Ecuador.

Ingrid habla de "Los operativos tan extraordinarios de Israel" que serían los únicos comparables a los de su ejército "le pido a los colombianos que creamos en este ejército nuestro porque nos va a llevar la paz."(sic)…

Lo cierto es que esta operación presentada como "brillante" no parece ser más que otra operación en la lógica de la del 1ro de marzo: abortar las liberaciones por parte de las FARC, para presentarlas como logro del ejército, y asesinar a traición a los voceros de las FARC. El 1ro de marzo el ejército de Colombia bombardeó el campamento de Raúl Reyes en Ecuador, asesinando después a quemarropa a los sobrevivientes y llevándose a 11 personas que hasta el momento se hallan "desaparecidas"… En aquella ocasión el gobierno colombiano supo que la liberación de Ingrid y de otros retenidos debía ser inminente, pero el gobierno prefirió eliminar militarmente a los portavoces guerrilleros aunque se abortara la liberación… Y en esta ocasión el gobierno hace gala de un triunfalismo militar cuando al parecer lo que hicieron fue interceptar una liberación que ya iba en camino, para poder presentar la liberación cómo proeza suya.

En medio de este triunfalismo guerrerista, y de estas voces que quieren olvidar el genocidio económico y paramilitar que sufre el pueblo de Colombia, Recordemos esto:

Los hechos ocurren un día después de la reactivación de la Cuarta Flota de la Armada estadounidense…

Y esto:

Colombia es un país con 30 millones de personas viviendo en la pobreza mientras sus recursos naturales y humanos son succionados por el norte del mundo y mientras el régimen habla de progreso, paz, y "Seguridad democrática"… Según la CEPAL más del 49.2 por ciento de la población vive bajo la línea de pobreza y el 14.7 por ciento en condiciones de pobreza extrema. La pobreza rural asciende al 68.2 %. Esta afecta desproporcionadamente a las mujeres, a la población infantil, a los grupos étnicos y a los desplazados. Las cifras son aterradoras. Los niños y los jóvenes víctimas de la pobreza y la indigencia en Colombia se exhiben con cifras escalofriantes: 45% de ellos son pobres y 17% se encuentran en la indigencia.Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se ubica Colombia en el puesto número 11 entre los países con mayor desigualdad en el mundo.

Y esto:

Todos los años, mueren en Colombia 20 mil niños por enfermedades curables, tales como diarrea, enfermedades respiratorias y desnutrición. Por razones de parto son casi mil mujeres las que mueren cada año. El 44.7% de las mujeres gestantes son anémicas.

Y recordemos estos datos para concretar qué es el Terrorismo de Estado en Colombia: *3500 fosas comunes(por ahora) conmiles de cadáveres de colombianos masacrados por el paramilitarismo del Estado colombiano, ubicadas porque los "paras" han dado algunas coordenadas de las fosas con el fin de poderse así acoger a la "Ley de Justicia y Paz", leyconfeccionada bajo la dirección de su padrino Uribe con el fin de conseguirles la impunidad si muestran "arrepentimiento", ley que les legaliza las tierras usurpadas; *6 millones de hectáreas de tierras han sido así robadas a los muertos y a las víctimas desplazadas:*4 millones de personas desplazadas; *más de 2554 sindicalistas asesinados; *al menos 15.000 personas asesinadas y desaparecidas bajo la lógica del Terrorismo de Estado de "disuadir la reivindicación por el terror"(El Estado busca que el terror perdure al desaparecer el cuerpo, pues prolonga así la angustia en los sobrevivientes), *1.700 indígenas masacrados en lo que es un claro etnocidio; *miles de ejecuciones extrajudiciales,*centenares de montajes judiciales contra luchadores sociales, y *centenares de auto-atentados y "falsos positivos" por parte de las fuerzas policiales y militares…

Y para concluir este artículo acerca del show mediático del momento, y los consensos que deberíamos rechazar en pro de profundizar en un análisis que realmente respete la condición humana y nos lleve a liberarnos del saqueo, el empobrecimiento y la opresión, voy a citar una parte de la carta de indignación que Yury Tatiana Moncayo ha mandado al respecto de esta nueva operación mediático-militar,(Yury junto a su padre, llevan años pidiendo el acuerdo humanitario, tras la retención, hace casi 11 años, de su hermano por parte de las FARC). Dice:

Acaso el rescate de los secuestrados no era la cortina de humo perfecta para tapar lo del cohecho?? Que asco, cómo se mofan de nuestro dolor, de los secuestrados y sus familiares: que sigue ahora??

(…)Los rescates no solucionan el conflicto colombiano, se necesita un acuerdo humanitario (…)

No seamos egoístas pensemos en nuestro pueblo que se desangra día a día, el campesino, el obrero, el estudiante y todos quienes conformamos el pueblo!!!

Si no hay justicia jamás habrá Paz…mientras existan desigualdades y se violente al campesino, habrá gente que se levantará y no será por la vía pacífica!!!! (…)

viernes, 27 de junio de 2008

100 años de Salvador


"El hombre de los países industriales ha llegado a la luna dominando la naturaleza. ¿Es justo que el hombre ponga un pie sobre la luna? O no sería más justo que los grandes países pongan los pies sobre la tierra y se den cuenta que hay millones de personas que no tienen trabajo y que sufren de hambre?"
-Salvador Allende

miércoles, 25 de junio de 2008

¡Yo quiero una!

Elogio a la computadora de Raúl Reyes.
Yo quiero una computadora como la de Raúl Reyes, dirigente guerrillero de las FARC muerto por el ejército colombiano en Marzo, en la selva ecuatoriana.

Sí, imagínese, se conecta a Internet en un campamento guerrillero clandestino en medio de la selva, sin cable Módem, sin WIFI, sin teléfono....sin nada!

A mí en cambio en medio San José (Capital de Costa Rica), con cable módem y WIFI, la conexión me falla. La de Raúl Reyes a lo mejor se conectaba con los árboles o tenía una súper batería construida clandestinamente por IBM para él. En todo caso yo necesito una de esas, para poder conectarme en Punta Uva, donde ni siquiera la televisión nacional entra.

Además, la computadora FARC aguantó durante más de seis años la lluvia torrencial, que suele caer en estos lugares; el lodo, la humedad, el calor y los hongos de la selva ecuatoriana, y nunca se le metieron esas molestas hormigas tropicales, que a mí en Escazú ya me jodieron dos.

No, en serio; es la computadora más vergona del mundo. ¡Y fue hecha antes del 2002!....que les parece?....claro, ahora como todo es chino, nada dura. Pero esa fue hecha quien sabe donde. Porque los militares colombianos cuando atacaban no dejan piedra sobre piedra.

Entonces, si el ejército atacó por aire, esa computadora aguanto la destrucción total que produce una de esas bombas (que no fue solo una) en un radio efectivo de 40 metros y la desintegración que provoca su honda expansiva. Y si los colombianos atacaron también por tierra, fue con ametralladoras con una presición ¡súper chingona!...por que le pegaron a todo, incluyendo a Don Raulito Reyes, menos la Computadora. ¡GUAU!!...

Debe estar hecha de material de la NASA. Ruego a los fabricantes que las pongan en el mercado YA. La mía, que es mucho más nueva, se da un golpecito contra la mesa y se me jode por un buen rato. Una vez le cayó encima, no árboles, no esquirlas o balas, sino un mísero poco de café con leche y pasó 2 semanas en el taller.

¡Y eso sin mencionar la capacidad del disco duro de esta "súper-compu." Quizás tenia un millón de giga bites, para guardar todos los correos electrónicos desde el 2002. Yo no sabia como antes de esa fecha se fabricaban laptops con esa potencia. ¡Y que respetuosa! Guardaba correos desde hace seis años o mas, y nunca le dio a Raulito la idea de borrar de vez en cuando algún correo que ya hubiese leído. Definitivamente esta computadores es la "NANA" de la tecnología portátil....Yo quiero unaaa!!...

Lo único que no me suena es lo de los nombres de los ticos, que aparecieron en la PC , porque yo suponía que todo guerrillero no llama a sus "colaboradores" por su nombre, sino a través de un seudónimo. Osea que "Raulito" de clandestinidad y de guerrilla no sabia nada.

Publicado en Rebelión por JOSÉ HERIBERTO MONROY AGUILAR

miércoles, 18 de junio de 2008

El Che y la recreación del marxismo


Atilio A. Boron
Pagina / 12, 16 junio 2008

Una de las mejores maneras de conmemorar el octogésimo aniversario del nacimiento del Che es recuperar una de sus facetas menos conocidas o, tal vez, la más olvidada: su papel como recreador del pensamiento marxista en clave latinoamericana. Desconocimiento u olvido explicable por la celebridad adquirida como “el guerrillero heroico”, valiente como el que más y a la vez noble y generoso como pocos con sus vencidos. Un hombre cuya absoluta coherencia entre ideas, valores y conductas lo convierte en un paradigma insuperable, especialmente en épocas como éstas, en las que la traición a los viejos ideales –o la desconexión entre lo que se piensa o dice y lo que se hace– ha adquirido proporciones escandalosas.

Como bien lo recordaba días pasados Miguel Barnet, este extraño guerrillero cargaba en su mochila la poesía de León Felipe y Pablo Neruda. En sus campamentos en la selva boliviana tenía más de un centenar de libros, muchos de los cuales eran verdaderas joyas del pensamiento social universal. No fue casual su capacidad para recibir críticamente algunas de las categorías del marxismo y para someter a implacable crítica la grotesca deformación que éste había sufrido a manos de la Academia de Ciencias de la URSS y sus insoportables manuales de “marxismo-leninismo”. Hay un paralelo entre Gramsci y el Che: ambos repudiaron las codificaciones “escolásticas” del marxismo. El primero, burlándose en su breve escrito a propósito de la Revolución Rusa, “La revolución contra El Capital”, de la interpretación canónica de El Capital del principal teórico de la Segunda Internacional: Karl Kautsky. El Che, haciendo lo propio con los “ladrillos soviéticos” que también decretaban la imposibilidad de la revolución en los países atrasados.

Tanto uno como el otro libraron una exitosa batalla contra el “economicismo” décadas antes de que algunos intelectuales, arrepentidos de sus pecados juveniles, renacieran como infecundos posmarxistas y “descubrieran” el determinismo economicista que, según ellos, condenaba irremisiblemente la teoría marxista al cementerio de las ideas. Carentes del talento y la audacia intelectual que les sobraban a Gramsci y el Che, se rindieron ante las caricaturas y en lugar de repensar creativamente al marxismo optaron por adherir a la ideología dominante de su tiempo.

Heredero de una noble tradición, de la cual José Carlos Mariátegui fue el gran precursor, el Che concebía al marxismo en sintonía con la Tesis Oncena de Marx: en vez de interpretar el mundo, de lo que se trata es de cambiarlo. Como Lenin, creía que “el marxismo no era un dogma sino una guía para la acción”. Por eso, si la teoría se daba de bruces con la realidad aquélla debía ser meticulosamente revisada. Si el eurocentrismo del marxismo originario no le hacía lugar a la revolución socialista en la periferia había que depurarlo de esos condicionamientos y, sin tirar al niño junto con el agua sucia de la bañera, recrear la teoría para dar cuenta del inédito desafío. Y si los “manuales” postulaban una visión etapista y mecanicista según la cual no podía haber revolución socialista sin que antes hubiera una revolución democrático-burguesa liderada por la burguesía nacional, lo que había que hacer era arrojar esos textos por la borda y repensar todo de nuevo. En esta operación el Che demostró, al igual que los grandes clásicos del pensamiento marxista, que la teoría no es un edificio acabado sino un emprendimiento en permanente revisión y reconstrucción, y que el abandono de ciertas proposiciones (y sus correlatos político-prácticos) y su reemplazo por otras puede hacerse sin necesariamente menoscabar el argumento central del marxismo, que revela el carácter insanablemente injusto, explotador y predatorio del capitalismo. Demostró también que el proyecto socialista trasciende el marco económico o el productivismo: que de lo que se trata es de crear un hombre y una mujer nuevos, una nueva cultura, una democracia participativa integral, un internacionalismo concreto y eficaz, basado en la solidaridad y el altruismo. Todo esto requiere de un sustento material, pero si esa apoyatura no sirve de fundamento para lo otro el proyecto socialista estará desahuciado antes de nacer.

El legado teórico del Che es inmenso y la tarea de recuperarlo recién ha empezado. Sus pesimistas apreciaciones sobre la escena internacional de su tiempo, dominada por la “coexistencia pacífica” proclamada por la URSS, fueron proféticas; su visión de que no se puede construir el socialismo “con la ayuda de las armas melladas que nos legara el capitalismo” es irrebatible a la luz de la experiencia reciente; sus análisis sobre la naturaleza incorregible y brutal del imperialismo se corroboran día a día, desde los “bombardeos humanitarios” de Bill Clinton hasta las torturas a niños y niñas iraquíes de 10 a 12 años definidos por Bush y su pandilla como “amenazas imperativas”, tal como lo expusiera Juan Gelman en este diario el pasado 12 de junio; igualmente preciso es su diagnóstico sobre la centralidad de la ideología cuando dice que “el capitalismo recurre a la fuerza pero además educa a la gente en el sistema” y lo viene haciendo desde hace quinientos años, con lo cual nos convoca a librar la “batalla de ideas” en todos los frentes. Y así podríamos seguir enumerando hitos de una reflexión teórica que no se detiene ante el saber establecido y prosigue incansable su marcha hacia horizontes de comprensión cada vez más profundos y abarcativos. Cuatro décadas después de su cobarde asesinato, el Che está más vivo que nunca.

Dr. Atilio A. Boron es director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales

lunes, 9 de junio de 2008

Las declaraciones de Chávez y el camino de Bolívar


"A estas alturas está fuera de orden un movimiento guerrillero armado…” Estas son parte de las recientes declaraciones del presidente venezolano, Hugo Chávez, dirigiéndose a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Ejercito del Pueblo (FARC-EP).

Considero estas declaraciones, bastante desafortunadas, una muestra más de las miserias de la diplomacia, tantas veces vista en todos los tiempos. Es increíble percatarse como el presidente Chávez y sus asesores, no pueden comprender lo dañinas que son estás palabras, pues los intereses de Estado, jamás pueden estar por encima de la lucha histórica de un pueblo valiente y tenaz.


Los métodos de lucha no se pueden calcar, las conquistas obtenidas por Venezuela, Bolivia o Ecuador, no pueden ser ofrecidas como recetas a otros pueblos, craso error aceptar esa teoría. Incluso, cada uno de esos tres países, ha llegado a su situación actual, por circunstancias socio-históricas totalmente distintas.


¿Ofrecerle a las FARC-EP una paz estilo centroamericano? Eso equivale a entregarle el poder total a la burguesía, eso es rendirse, darle el monopolio del poder a la derecha, que tan bien ostentan contra nuestros pueblos.


Considerar la lucha armada contra un gobierne títere del imperialismo, como una provocación contra el propio imperialismo, es un argumento bastante ingenuo. Entonces, asumiendo esto cierto, abandonemos todas las formas de lucha que no sean la electoral, nada de movilizaciones y resistencia popular frente a la opresión capitalista, porque todo esto es etiquetado de “terrorista” por el sistema. Ya lo dijo el propio Uribe –uno de los principales beneficiados de estas declaraciones de Chávez- hace unos días, en relación a las manifestaciones estudiantiles en Colombia: "Eso es puro terrorismo, eso no se puede aceptar en el país. La Policía puede entrar por orden directa del Presidente a cualquier recinto universitario donde haya violencia" A confesión de parte, relevo de prueba.


Cada uno de nuestros pueblos debe construir su futuro, con sus propios instrumentos de lucha, sin excluir ninguno de su análisis: lucha armada, insurreccional, movilización popular o electoral. Cada una de estas herramientas debe obedecer a las circunstancias históricas que vive cada uno de nuestros pueblos, no se pueden calcar realidades desde supuestas metrópolis ideológicas, eso sólo conduce a errores.


Queremos paz, pero paz con justicia social, no sólo con urnas, engaños y exclusiones, contra esas injusticias camino la espada de Bolívar, el fúsil de Martí y el Che. Mientras no haya justicia para los pueblos, no terminará la resistencia.


Luis Calvo Rodríguez

domingo, 1 de junio de 2008

El Cambio social desde Adentro

Cuando hablamos de cambio social, nos referimos a la alteración, transformación o variación de las condiciones políticas, económicas y culturales, de un determinado segmento social. Esta variación del status quo, puede implicar cambios de tipo retrogrado (profundización del sistema dominante) o de tipo progresista (superación del sistema dominante).

Partiendo de estas ideas, el cambio social progresista, esta políticamente ubicado en la izquierda y toda práctica política de izquierda que se considere consecuente, lleva inherente una ruptura con el capitalismo.


Los métodos para lograr el cambio social progresista, deben tomar en cuanta ciertos elementos. Primero, partimos del hecho concreto, cierto e innegable, de que vivimos en una sociedad de clases, sociedad dividida entre ricos y pobres, entre los que son dueños de los medios de producción y los que sobreviven con la venta de su fuerza de trabajo.


Este control de las riquezas por una minoría frente a la marginación económica de las mayorías, es un primer elemento que sostiene el status quo.


Segundo, el Estado no es un aparato neutral, el Estado históricamente ha representado un instrumento de defensa de los intereses de la clase económicamente dominante. Las leyes, la educación, las fuerzas armadas o policiales y demás instrumentos oficiales, velan por la conservación y reproducción del sistema social dominante.


Y tercero, pero no menos importante, el control que ejercen las clases dominantes sobre los medios de comunicación social, nervio motor de control ideológico, utilizado para hacer creer al pueblo que vive en el mejor de los mundos posibles y para satanizar a sus enemigos.


Enfrentar el reto del cambio social progresista, conlleva el enfrentamiento a esta enorme estructura social, al servicio de la defensa de las clases dominantes y su sistema de privilegios. Es por ello, que las transformaciones sociales no las hacen los individuos, ni las grandes personalidades, las transformaciones sociales las hacen los pueblos.


Por más ideas y fortalezas que demuestre un individuo, sólo no podrá enfrentar y menos transformar las estructuras que sostienen y reproducen el sistema dominante. En una sociedad dividida en clases como la nuestra, el cambio social pasa por el trabajo colectivo y la organización de los marginados y empobrecidos por el sistema, enfrentando la explotación, no colaborando con ella, buscando superar el status quo y no incorporándose al el, para supuestamente, “derrotarlo desde dentro”, táctica que finalmente termina en una vulgar absorción.


En las condiciones actuales de nuestro país, con un Estado defensor a ultranza del capitalismo, con unos partidos politiqueros que se hacen eco unánime de la demagogia electoralista, con unas leyes electorales hechas a la medida del marketing, plantearse el método de los cambios desde adentro, no es más que hacerle el juego al sistema dominante, explotador, opresor e injusto en el que vivimos.


Pueden considerarse planteamientos de derecha con cuero de izquierda, el reformismo burgués o el populismo demagógico, que no son más que posiciones oportunistas, que ofrecen una salida de escape, que liberan presión de las periódicas crisis del capitalismo.


Los defensores de estos postulados, como los teóricos del cambio desde adentro, niegan el carácter preponderante de la economía sobre el resto de las relaciones sociales, buscan la fiebre en la manta, encontrando curas milagrosas en medidas decorativas, que no van a la raíz de los problemas sociales.


El Cambio social progresista, no esta en las instituciones e instrumentos de la burguesía, sino en la construcción del poder popular, con un profundo sentido clasista. Creer lo contrario, es caer en la ingenua esperanza, que los instrumentos de defensa de los privilegios y las exclusiones, será el mismo que dará libertad, felicidad y justicia a los pueblos que oprime.


Luis Calvo Rodríguez

Publicado en "La Prensa", Panamá.

viernes, 30 de mayo de 2008

La política cínica del imperio

Fidel Castro Ruz
No sería honesto de mi parte guardar silencio después del discurso de Obama la tarde del 23 de mayo ante la Fundación Cubano-Americana, creada por Ronald Reagan. Lo escuché, como hice con el de McCain y el de Bush. No guardo rencor hacia su persona, porque no ha sido responsable de los crímenes cometidos contra Cuba y la humanidad. Si lo defendiera, les haría un enorme favor a sus adversarios. No temo por ello criticarlo y expresar con franqueza mis puntos de vista sobre sus palabras.

¿Qué afirmó?

"A través de mi vida ha habido injusticia y represión en Cuba, y nunca durante mi vida el pueblo ha conocido la verdadera libertad, nunca en la vida de dos generaciones ha conocido el pueblo de Cuba una democracia... no hemos visto elecciones durante 50 años... Nosotros no vamos a soportar estas injusticias, juntos vamos a buscar la libertad para Cuba," les expresa a los anexionistas y continúa: "Esa es mi palabra. Ese es mi compromiso. ... es hora de que el dinero estadounidense haga que el pueblo cubano sea menos dependiente del régimen de Castro. Voy a mantener el embargo... "

El contenido de las palabras de este fuerte candidato a la Presidencia de Estados Unidos, me exonera de la necesidad de explicar el porqué de esta reflexión.

El propio José Hernández, uno de los directivos de la Fundación Cubano-Americana al que Obama elogia en su discurso, era el propietario del fusil automático de calibre 50, mirilla telescópica y rayos infrarrojos capturado por casualidad junto a otras mortíferas armas, durante su transportación por mar hacia Venezuela, donde la Fundación proyectó asesinar al que esto escribe en una reunión internacional que tuvo lugar en Margarita, estado venezolano de Nueva Esparta.

El grupo de Pepe Hernández deseaba volver al pacto con Clinton, a quien el clan de Mas Canosa traicionó, ofreciéndole mediante fraude la victoria a Bush en el 2000 porque había prometido asesinar a Castro, algo que todos aceptaron gustosos. Son rejuegos políticos propios del sistema decadente y contradictorio de Estados Unidos.

El discurso del candidato Obama se puede traducir en una fórmula de hambre para la nación, las remesas como limosnas, y las visitas a Cuba en propaganda para el consumismo y el modo de vida insostenible que lo sustenta.

¿Cómo va a enfrentar el gravísimo problema de la crisis alimentaria? Los granos hay que distribuirlos entre los seres humanos, los animales domésticos y los peces, que de año en año son cada vez más pequeños y más escasos en los mares sobreexplotados por los grandes arrastreros a los que ningún organismo internacional fue capaz de frenar. No es fácil producir carne a partir del gas y el petróleo. El propio Obama sobreestima las posibilidades de la tecnología en la lucha contra el cambio climático, aunque está más consciente que Bush de los riesgos y del escaso tiempo disponible. Podría asesorarse con Gore, que es también demócrata y dejó de ser candidato, porque conoce bien el ritmo acelerado en que se incrementa el calentamiento. Su cercano rival político aunque no aspirante, Bill Clinton, experto en leyes extraterritoriales como la Helms-Burton y la Torricelli, puede asesorarlo en un tema como el bloqueo, que prometió erradicar y nunca cumplió.

¿Cómo se expresó en su discurso de Miami el que sin duda es, desde el punto de vista social y humano, el más avanzado candidato a la postulación presidencial en Estados Unidos? "Durante 200 años" —dijo— "Estados Unidos ha dejado en claro que no vamos a soportar la intervención en nuestro hemisferio, sin embargo debemos ver que hay una intervención importante, el hambre, la enfermedad, la desesperación. Desde Haití hasta Perú podemos hacer algo mejor las cosas y debemos hacerlo, no podemos aceptar la globalización de los estómagos vacíos... " ¡Magnífica definición de la globalización imperialista: la de los estómagos vacíos! Debemos agradecérselo; pero hace 200 años Bolívar luchó por la unidad de América Latina y hace más de 100 años Martí dio su vida combatiendo contra la anexión de Cuba a Estados Unidos. ¿Dónde están las diferencias entre lo que proclamó Monroe y lo que dos siglos después proclama y reivindica Obama en su discurso?

"Tendremos un enviado especial de la Casa Blanca, como lo hizo Bill Clinton" —expresó casi al concluir— "... vamos a ampliar el Cuerpo de Paz y les vamos a pedir a más jóvenes que hagan que nuestros vínculos con las gentes se hagan más fuertes y quizás más importantes. Podemos forjar el futuro, y no dejar que el futuro nos forje a nosotros." Es una bella frase, porque admite la idea, o al menos el temor, de que la historia hace a los personajes y no al revés.

Los Estados Unidos de hoy no tienen nada que ver con la declaración de principios de Filadelfia formulada por las 13 colonias que se rebelaron contra el colonialismo inglés. Hoy constituyen un gigantesco imperio, que no pasaba en aquel momento por la mente de sus fundadores. Nada cambió sin embargo para los indios y los esclavos. Los primeros fueron exterminados a medida que la nación se extendía; los segundos continuaron siendo objeto de subastas en los mercados —hombres, mujeres y niños— durante casi un siglo, a pesar de que "todos los hombres nacen libres e iguales", como afirma la declaración. Las condiciones objetivas en el planeta favorecieron el desarrollo de ese sistema.

Obama en su discurso atribuye a la Revolución Cubana un carácter antidemocrático y carente de respeto a la libertad y los derechos humanos. Es exactamente el argumento que, casi sin excepción, utilizaron las administraciones de Estados Unidos para justificar sus crímenes contra nuestra patria. El bloqueo mismo, por sí solo, es genocida. No deseo que los niños norteamericanos se eduquen en esa bochornosa ética.

La revolución armada en nuestro país no habría sido tal vez necesaria sin la intervención militar, la Enmienda Platt y el coloniaje económico que esta trajo a la isla.

La Revolución fue producto del dominio imperial. No se nos puede acusar de haberla impuesto. Los cambios verdaderos pudieron y debieron originarse en Estados Unidos. Sus propios obreros, hace más de un siglo, lanzaron la demanda de las ocho horas, hija de la productividad del trabajo.

Lo primero que los líderes de la Revolución Cubana aprendimos de Martí fue creer y actuar en nombre de una organización fundada para llevar a cabo una revolución. Siempre dispusimos de facultades previas y, una vez institucionalizada, fuimos elegidos con la participación de más del 90 por ciento de los electores, como es ya costumbre en Cuba, y no la ridícula participación que muchas veces, como en Estados Unidos, no llega al 50 por ciento de los electores. Ningún otro país pequeño y bloqueado como el nuestro habría sido capaz de resistir tanto tiempo, a base de ambición, vanidad, engaño o abusos de autoridad, un poder como el de su vecino. Afirmarlo constituye un insulto a la inteligencia de nuestro heroico pueblo.

No cuestiono la aguda inteligencia de Obama, su capacidad polémica y su espíritu de trabajo. Domina las técnicas de comunicación y está por encima de sus rivales en la competencia electoral. Observo con simpatía a su esposa y sus niñas, que lo acompañan y animan todos los martes; es sin duda un cuadro humano agradable. No obstante, me veo obligado a varias delicadas preguntas, aunque no pretendo respuestas, únicamente consignarlas.

1º ¿Es correcto que el Presidente de Estados Unidos ordene el asesinato de cualquier persona en el mundo, sea cual fuere el pretexto?
2º ¿Es ético que el Presidente de Estados Unidos ordene torturar a otros seres humanos?

3º ¿Es el terrorismo de estado un instrumento que debe utilizar un país tan poderoso como Estados Unidos para que exista la paz en el planeta?
4º ¿Es buena y honorable una Ley de Ajuste que se aplica como castigo a un solo país, Cuba, para desestabilizarlo, aunque cueste la vida a niños y madres inocentes? Si es buena, ¿por qué no se aplica el derecho automático de residencia a los haitianos, dominicanos y demás países del Caribe, y se hace lo mismo con los mexicanos, centroamericanos y suramericanos, que mueren como moscas en el muro de la frontera mexicana o en aguas del Atlántico y el Pacífico?

5º ¿Puede Estados Unidos prescindir de los inmigrantes, que cultivan vegetales, frutas, almendras y otras exquisiteces para los norteamericanos? ¿Quién barrería sus calles, prestaría servicios domésticos y realizarían los peores y menos remunerados trabajos?

6º ¿Son justas las redadas de indocumentados que afectan incluso a niños nacidos en Estados Unidos?

7º ¿Es moral y justificable el robo de cerebros y la continua extracción de las mejores inteligencias científicas e intelectuales de los países pobres?

8º Usted afirma, como recordé al inicio de esta reflexión, que su país advirtió hace tiempo a las potencias europeas que no admitiría intervenciones en el hemisferio, y a la vez reitera la demanda de ese derecho, reclamando al mismo tiempo el de intervenir en cualquier parte del mundo con el apoyo de cientos de bases militares, fuerzas navales, aéreas y espaciales distribuidas en el planeta. Le pregunto, ¿es esa la forma en que Estados Unidos expresa su respeto por la libertad, la democracia y los derechos humanos?

9º ¿Es justo atacar sorpresiva y preventivamente sesenta o más oscuros rincones del mundo, como los llama Bush, sea cual fuere el pretexto?

10º ¿Es honorable y cuerdo invertir millones de millones de dólares en el complejo militar industrial para producir armas que pueden liquidar varias veces la vida en la Tierra?


Usted debiera conocer, antes de juzgar a nuestro país, que Cuba, con sus programas de educación, salud, deportes, cultura y ciencias, aplicados no sólo en su propio territorio sino también en otros países pobres del mundo, y la sangre derramada en solidaridad con otros pueblos, a pesar del bloqueo económico y financiero y las agresiones de su poderoso país, constituye una prueba de que puede hacerse mucho con muy poco. Ni a nuestra mejor aliada, la URSS, le fue permitido trazar nuestro destino.

Para cooperar con otros países, Estados Unidos sólo puede enviar profesionales vinculados a la disciplina militar. No puede hacerlo de otra forma, porque carece de personal en número suficiente dispuesto a sacrificarse por otros y ofrecer apoyo significativo a un país con dificultades, aunque en Cuba hemos conocido y han cooperado con nosotros excelentes médicos norteamericanos. Ellos no tienen la culpa porque la sociedad no los educa masivamente en ese espíritu.

La cooperación de nuestro país nunca la hemos subordinado a requisitos ideológicos. Se la ofrecimos a Estados Unidos cuando el Katrina golpeó duramente la ciudad de Nueva Orleans. Nuestra brigada médica internacionalista lleva el nombre glorioso de Henry Reeve, un joven nacido en ese país que luchó y murió por la soberanía de Cuba en la primera guerra por nuestra independencia.

Nuestra Revolución puede convocar a decenas de miles de médicos y técnicos de la salud. Puede convocar de forma igualmente masiva a maestros y ciudadanos dispuestos a marchar a cualquier rincón del mundo, para cualquier noble propósito. No para usurpar derechos ni conquistar materias primas.

En la buena voluntad y disposición de las personas hay infinitos recursos que no se guardan ni caben en las bóvedas de un banco. No emanan de la política cínica de un imperio.